Google+ Followers

lunes, 11 de marzo de 2013

VIEJAS GLORIAS

Leo en el 20Minutos de hoy un artículo sobre las viejas glorias de la canción.
Clara Hernández, quien firma el artículo nos cuenta que grandes grupos y figuras en solitario están volviendo a los escenarios y que un alto porcentaje de gente prefiere a estos artistas consagrados que a muchos de los jóvenes. 
Aunque aduce que puede que una de las razones por las que estas "viejas glorias" vuelvan al escenario pueda ser la económica, afirma que entre los veinte primeros de las listas de los artistas más vendedores figuran cantantes que llevan más de 30 años en el negocio. Ahí está Bowie, Rollings, The Cure, Springteen...

A mí se me ocurre también que es porque son buenos, muy buenos y como diría mi suegra, ya no hay artistas como los de antes. Ahora mucho regeeton, mucha salsita playera, canciones sin sustancia, sin algo a lo que llamar letra y de las cuales te cansas una vez las oyes más de tres veces a lo que ayuda la excesiva promoción y explotación de las mismas en los locales de moda y las radios de público masivo.

El estilo, la manera de hacer buenas canciones, la interpretación inconfundible, todo eso hace de un cantante un artista. 
Por ejemplo, cojamos a Pablo Alborán. Sé que sus incondicionales fans me comerán por los pies si leen esto, pero piensen un poco. Es un chico que canta bien, no lo hace mal el muchacho, tiene una voz dulce, algo rizada y canta canciones de amor. Muy bien, pero ¿es el único? Pues no. Este chico tiene su valía, pero si no llega a tener la suerte de gustarle a un productor, a alguien que vio en el negocio, o a tener contactos, o yo qué sé más, pasaría de largo, porque Pablos hay muchos.
En este país lo que nos sobran son buenas voces, pero no todas corren la misma suerte. 

Pongamos el ejemplo de Rosa López, la ganadora de la primera edición de Operación Triunfo. No creo que nadie me pueda decir que no tiene una gran voz. Y además ella ha cuidado mucho su imagen, se ha arreglado, ha estudiado canto, aprende a pronunciar inglés... Tuvo la catapulta del concurso, pero curiosamente de ahí salieron más vencedores Bustamante y Bisbal que ella que fue la ganadora. Los anteriores ocupan un lugar importante en las ventas y listas y tienen muchos admiradores en Sudamérica.  tampoco es que sean muy especiales, es decir, hay también muchos chicos que cantan tan bien o mejor que ellos, pero encontraron su oportunidad y la aprovecharon. ¿Y qué le pasó a Rosa? Pues la mujer está buscando todavía su sitio, su estilo propio y mientras lo encuentra va por ahí  "cargándose" a Mari Trini o versionando viejos temas. 

La nueva estrella televisiva de esta temporada es Roko, primero en Número 1, donde a mi entender le robaron la plaza, y después en TCMS. Ha demostrado que tiene una excelente voz, que sabe estar en un escenario, que es versátil, ¿pero encontrará su estilo, su camino?O por el contrario ¿seguirá los pasos de Rosa López? le deseo de corazón que no. Ya se lo dijo LLàcer en una gala: ojalá hubieras nacido en otro país porque así tendrías más oportunidad de triunfar (cito de memoria, perdón) Y es verdad, en España somos muy maniáticos y capaces de encumbrar al más cretino o de lapidar al más apto. ¡País!

Yo de momento me voy a poner a Fleetwood Mac que me resultan muy agradables y luego tal vez  me ponga alguna de Sabina, de cuando era Sabina vamos, no el hombre del sombrero hongo que sigue a Serrat a todas partes. 
Escojan ustedes. 

1 comentario:

  1. Menudo cambio Rosa, ¡está guapísima!

    El verano pasado en un pueblo perdido de aquí, cantaron "Los tres Sudamericanos". Ojiplática me quedé.

    ResponderEliminar