Google+ Followers

viernes, 17 de junio de 2011

INDIGNADA CONTRA LOS FALSOS INDIGNADOS

Qué lamentable que siempre haya grupos que se aprovechen de ciertos movimientos para implantar el desorden y el caos, lo cual, está claro, acaba por desprestigiar a los que empezaron supuestamente con buenas intenciones!
Ya en los campamentos empezaron a verse algunas cosillas que no se debían: gente borracha, una chica violada, grupos que sólo se dedicaban a tocar la flauta y el tambor, infiltrados de todos los colores haciendo campaña, sin techo en busca de un lugar donde dormir y un bocata...
Y al final, se ha liado. El movimiento pacifista, democrático, asambleario, llamado de los indignados, al igual que el Dr. Jekill se convirtió en Mister Hide, acabó tiranto piedras, huevos, tomates, pintando con spay las espaldas y nucas de representantes políticos como si se les marcara como objetivos.... ¡INDIGNANTES! ¡Pero si hasta le quitaron el perro a un invidente!
Esa bola de indecentes no me representan como indignada porque ahora son ellos los que despiertan en mi la indignación.
Algunos se han querido tapar diciendo, nada menos, que la policía fue la que les incitó al ataque, que iban de paisano y los animaban a ello. No insulten mi inteligencia, por favor.
A río revuelto, ganancia de pescadores. Los que así se comportan sólo logran contaminar algo que parecía una luz en la conciencia de los jóvenes, una protesta popular pacífica que se hacía oir sin necesidad de violencia.
Cierto que se les pasó por manguera, que se les increpó desde determinados medios y alcaldías. Pero en la última asamblea, al menos en Valencia, ni se oía a los que trataban de hacerse oir porque eso parecía un circo.
El movimiento hace dos semanas que decidió alzar los campamentos y trasladar sus protestas y propuestas al papel.
No señores, así no. Váyanse a su casa porque no son mejor que los políticos contra los que protestan. Estos, nos guste o no, fueron elegidos democráticamente en elecciones. Si ya no nos gustan, quitémoslos de ahí. Si no estamos de acuerdo con lo que proponen, hagamos oir nuestra voz, pero así NO, ROTUNDAMENTE, NO. 

domingo, 12 de junio de 2011

ADIÓS A FISICA O QUÍMICA, POR FIN.

Por fin se termina la serie que tantos quebraderos de cabeza nos ha dado a padres y profesores. Recuerdo que ya hace años, recibimos en el instituto donde trabajaba una circular de Antena 3 en la cual se nos ofrecía la oportunidad de aportar “nuestro granito de arena” como asesores de una serie sobre institutos, adolescentes, etc. Podíamos contar anécdotas, cómo era el día a día... No sé al final quién acabó asesorando a los guionistas de la serie, o lo que hicieron con las sugerencias recibidas, pero desde un principio, los que empezamos a ver la serie por curiosidad, nos llevamos las manos a la cabeza.

En el instituto todos comentamos lo mismo: “eso no es un reflejo de la realidad. La que se nos viene encima.”

Vamos a ver, a lo largo de mi carrera como profesora he estado en muchos institutos y en muchosa lugares. Estoy en contacto día a día con adolescentes. Por tanto creo que puedo opinar al respecto y decir:

-que en todas partes hay profesores y profesoras que no tienen ganas de trabajar, profesores maleducados que utilizan el insulto y la amenzaza como arma, profesores que quieren ser colegas de sus alumnos -craso error-, profesores que babean cuando las adolescentes les ponen literalmente sus pechos en la cara o se sientan de espaldas con el tanga a la cintura y el pantalón a medio glúteo, profesores que no tienen interés, o que no tienen ni idea... Pero también hay grandes profesionales serios y preocupados.

-Que en todas partes hay alumnos y alumnas que no tienen ganas de trabajar, que van a clase por no ponerse a trabajar o porque les obligan, que te destrozan las clases con sus bromas de mal gusto y sus broncas, que te enseñan el dedo, que te cortan la manga, que se fuman sus porritos en el patio, que fuman en los lavabos, que no hacen ni dejan hacer, que te amenzan, que te pinchan las ruedas, que te rallan el coche... Pero los hay que tienen curiosidad por aprender y ganas de forjarse un mañana.

Pero precisamente porque “los malos” afortunadamente no llegan a ser la mayoría, todavía llaman la atención.

En la serie los profesores se enrollan con las alumnas que son menores pero consentidoras, las profesoras con los alumnos que van de lo mismo, los profesores entre ellos y se pasán el balón, alumnos de sexo, drogas y rock and roll, chicas que se quedan embarazadas, homosexuales que hacen de su relación un espectáculo...
Eso lo hay, pero que se dé todo al mismo tiempo en un mismo centro y tan pequeño como el que se nos presenta es para que Sanidad lo cierre y expediente a todo el profesorado.

Los jóvenes adolescentes que son la mayoría de los aficionados a esta serie, se toman lo que ven como ejemplo, y meten en el saco de la normalidad lo que no debería ser en ningún caso tomado por ello.

Perdonen si molesto, pero ya que hemos descubierto el gran efecto que tienen los medios sobre los jóvenes, ¿por qué no intentamos transmitir valores de amistad, sinceridad, solidaridad, estudio, organización, responsabilidad... y tantas cosas que nos hacen falta?

Los alumnos que recibimos son un resultado a medio gas entre lo que tienen en su casa, que a veces es un desentendimiento total por parte de los padres, y las influencias que reciben del exterior (amigos, televisión, internet...)

A los profesores a veces nos toca hacer verdadero “circo” para que se nos atienda, para que nos den la oportunidad de enseñarles, para que se interesen por nuestras asignaturas que además pensamos son importantes para su formación como personas.

Los profesores no debemos adoctrinar a los jóvenes, sino despertar su sentido crítico y darles una formación para que puedan, cuando se vean en el caso, tomar decisiones, expresar sus opiniones, pero con coherencia, “con fundamento”.

Nos toca muchas veces ser profesores, madres, padres, psicólogos, asistentes sociales, tutores... No, aquí hay que mojarse y si ellos son el futuro, tratar de que sean un buen futuro. Pero esto es tarea de todos. Es un compromiso global.

miércoles, 1 de junio de 2011

EL ATENTADO DE VIC DE 1991

El domingo pasado la cadena Antena 3 emitió un reportaje sobre el atentado perpetrado por ETA en Vic-Barcelona en mayo del año 1991.
Nosotros, mi marido y yo, llegamos allí a primeros de julio, pero fue por casualidad, ya que en principio mi marido debía incorporarse en el mes de mayo. Podíamos haber sido unas víctimas más.
Cuando llegamos, aquellas personas, que aún no habían tenido tiempo de convertirse en amigos ni casi en compañeros, nos recibieron con los brazos abiertos, y ellos, que lo habían perdido todo, nos ayudaron a encontrar casa, o un trabajo para mi, o quién cuidara de mi hija cuando nació...
El domingo, me quedé a ver el reportaje, no en un acto de recreación del dolor, sino en un acto de solidaridad y contra el olvido. Las lágrimas me caían como puños porque nosotros compartimos su pérdida y vimos como unos, valientemente y sacando fuerzas de donde parece no haber, volvieron al trabajo, otros, no pudiendo aguantar el horror de perder una hija, se derrumbaban, perdían la cabeza o se entregaban al alcohol.
Fueron tiempo difíciles para vivir allí. La ciudad de Vic, y en general la comarca de Osona ha sido siempre una zona de profundas raices catalanas. Cuna del independestismo, Terra Lliure encontraba en sus jóvenes sus mejores acólitos. Esquerra Republicana de Catalunya nació allí. Pueden consultar, si lo desean, como la ciudad de Vic se declaró independiente durante la guerra civil española, no de España, sino de la misma Catalunya.
Si, eran tiempos en que en algunos sitios te miraban mal si hablabas castellano, no te ofrecían una bolsa en la tienda o los niños no querían jugar con tu hija porque no hablaba catalán. Era más fácil en aquel entonces, ser marroquí que español no catalán, porque aquel era un pobre inmigrante, y tu eras un okupa.
Pero he de decir, que allí encontramos grandes amigos catalanes. Porque cuando un catalán te bendice con su amistad, lo hace para toda la vida y sin reservas. Amigos con los que a pesar de hacer años quenmno vivimos allí seguimos manteniendo el contacto. Amigos que estuvieron en momentos personales difíciles y en momentos felices compartiendo mesa y mantel. A todos ellos, los guardias y los no guardias, nuestro más profundo agradecimiento. Y que se sepa que en Cataluña no todos piensan igual.
Mi hija nos preguntó porqué veíamos ese reportaje si nos producía dolor y lágrimas. Lo vimos porque fue también “nuestro”, fue de todos. Fue uno de los atentados más crueles y sanguinarios. Porque no fue un coche bomba activado a distancia. Fue un coche empujado al patio donde unas niñas jugaban. Fue un acto cruel, premeditado, terrible y sin sentido, como todos, pero corregido y aumentado por sus características específicas.
¡Fuera las fuerzas de ocupación! Si, yo ví como mi marido volvía con su uniforme quemado después de sacar a unos niños del bosque y el agradecimiento fue el insulto.
Hay que ver para recordar, para decir que no queremos más. Que estamos en democracia y están las vías políticas. Que ETA debe dejar las armas y convertirse, sólo entonces, en una fuerza política. Sólo así sabrán también ellos, quienes son los que apoyan sus ideas. Sólo así es como deben llegar a puestos políticos.
Había que verlo para recordarnos que esos asesinos conscientes de sus actos, salen a los 20 años aunque estén condenados a mil. Debemos reclamar una revisión de las leyes para delitos de sangre: por terrorismo, por violencia doméstica, o por cualquier otro tipo de asesinado u homicidio.

El comunicado de ETA para aquella ocasión fue: “Hemos cumplido con los objetivos políticos y miliatares”.