Google+ Followers

miércoles, 1 de junio de 2011

EL ATENTADO DE VIC DE 1991

El domingo pasado la cadena Antena 3 emitió un reportaje sobre el atentado perpetrado por ETA en Vic-Barcelona en mayo del año 1991.
Nosotros, mi marido y yo, llegamos allí a primeros de julio, pero fue por casualidad, ya que en principio mi marido debía incorporarse en el mes de mayo. Podíamos haber sido unas víctimas más.
Cuando llegamos, aquellas personas, que aún no habían tenido tiempo de convertirse en amigos ni casi en compañeros, nos recibieron con los brazos abiertos, y ellos, que lo habían perdido todo, nos ayudaron a encontrar casa, o un trabajo para mi, o quién cuidara de mi hija cuando nació...
El domingo, me quedé a ver el reportaje, no en un acto de recreación del dolor, sino en un acto de solidaridad y contra el olvido. Las lágrimas me caían como puños porque nosotros compartimos su pérdida y vimos como unos, valientemente y sacando fuerzas de donde parece no haber, volvieron al trabajo, otros, no pudiendo aguantar el horror de perder una hija, se derrumbaban, perdían la cabeza o se entregaban al alcohol.
Fueron tiempo difíciles para vivir allí. La ciudad de Vic, y en general la comarca de Osona ha sido siempre una zona de profundas raices catalanas. Cuna del independestismo, Terra Lliure encontraba en sus jóvenes sus mejores acólitos. Esquerra Republicana de Catalunya nació allí. Pueden consultar, si lo desean, como la ciudad de Vic se declaró independiente durante la guerra civil española, no de España, sino de la misma Catalunya.
Si, eran tiempos en que en algunos sitios te miraban mal si hablabas castellano, no te ofrecían una bolsa en la tienda o los niños no querían jugar con tu hija porque no hablaba catalán. Era más fácil en aquel entonces, ser marroquí que español no catalán, porque aquel era un pobre inmigrante, y tu eras un okupa.
Pero he de decir, que allí encontramos grandes amigos catalanes. Porque cuando un catalán te bendice con su amistad, lo hace para toda la vida y sin reservas. Amigos con los que a pesar de hacer años quenmno vivimos allí seguimos manteniendo el contacto. Amigos que estuvieron en momentos personales difíciles y en momentos felices compartiendo mesa y mantel. A todos ellos, los guardias y los no guardias, nuestro más profundo agradecimiento. Y que se sepa que en Cataluña no todos piensan igual.
Mi hija nos preguntó porqué veíamos ese reportaje si nos producía dolor y lágrimas. Lo vimos porque fue también “nuestro”, fue de todos. Fue uno de los atentados más crueles y sanguinarios. Porque no fue un coche bomba activado a distancia. Fue un coche empujado al patio donde unas niñas jugaban. Fue un acto cruel, premeditado, terrible y sin sentido, como todos, pero corregido y aumentado por sus características específicas.
¡Fuera las fuerzas de ocupación! Si, yo ví como mi marido volvía con su uniforme quemado después de sacar a unos niños del bosque y el agradecimiento fue el insulto.
Hay que ver para recordar, para decir que no queremos más. Que estamos en democracia y están las vías políticas. Que ETA debe dejar las armas y convertirse, sólo entonces, en una fuerza política. Sólo así sabrán también ellos, quienes son los que apoyan sus ideas. Sólo así es como deben llegar a puestos políticos.
Había que verlo para recordarnos que esos asesinos conscientes de sus actos, salen a los 20 años aunque estén condenados a mil. Debemos reclamar una revisión de las leyes para delitos de sangre: por terrorismo, por violencia doméstica, o por cualquier otro tipo de asesinado u homicidio.

El comunicado de ETA para aquella ocasión fue: “Hemos cumplido con los objetivos políticos y miliatares”.

4 comentarios:

  1. Había que verlo, no pueden quedar en el olvido.

    ResponderEliminar
  2. Me has dejado sin palabras, Pilar. Debió ser dolorosísimo, horrible. Lo dicho, no tengo palabras sino más bien un nudo en la garganta.

    Estoy de acuerdo contigo, había que verlo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. ETA ya ha ganado la batalla. En un mes ha conseguido que BILDU ocupe varios puestos de responsabilidad política, o lo que es lo mismo, tener un montón de dinero a su disposición. ¿Cómo lo ha conseguido? muy fácil, haciendo fuerte un proyecto claro que se apoya en el terrorismo y en la falta de un Estado fuerte. España siempre adolece de ser débil con el fuerte. Los terroristas han ganado y los muertos... los muertos muertos están y a nadie importa. Si en el País Vasco unos representantes de la muerte han conseguido tantos votos es que se ha perdido la batalla y ellos piden la rendición. Ya no es tiempo de morir, ahora es tiempo de retirada. Como en toda nuestra historia España es un país de grandes personas dirigidas por débiles y cobardes. Hay que salir de allí como antes se salió de Marruecos. Vaticino la pérdida de Ceuta y Melilla en las próximas generaciones. Solo espero que no hagan falta otros 800 muertos antes de claudicar.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu comentario. Es lamentable que hayamos llegado hasta aquí. Como bien dices, tenemos un sistema que no favorece nada al culpable, lo trata con mimo como si el "pobre" no tuviera la culpa y papá estado lo tuviera que cuidar y darle oportunidades. Pero ¿qué oportunidad han tenido los muertos?
    Sólo los cuidadanos del País Vasco podían parar esto con su rechazo, con su acusación, con sus votos. Los resultados son claros. Y sólo en un país como este se le puede votar a un grupo terrorista. ¡PAÍS!

    ResponderEliminar