Google+ Followers

martes, 20 de marzo de 2012

J. EDGARD, la película.



Fui a verla al cine de mi pueblo, el que tenemos la suerte de conservar, porque, ya me dirán en cuántos pueblos sigue habiendo cines. El cine está bien, proyecta en formato digital y vale casi la mitad que los cines de la ciudad, anque eso sí, las butacas no son las de Kinépolis.
No sabía que era una película de Clint Eastwood, uno de mis actores y directores favoritos. Es un hombre que, a mi parecer, se ha ido volviendo no bueno, buenísimo, con el paso de los años.
Por eso luego no me extrañó que me gustara tanto la película. Muy bien dirigida, con gran cuidado en la ambientación, en los diálogos. Mágnífico di Caprio, anque no sea de mis actores favoritos, pero me ha demostradop en más de una ocasión que ya está lejos de aquel muchacho atrapa jovencitas y que es capaz de hacer papeles estupendos.
Me encantó su caracterizacion y el gesto de la cara, muy exacto al del verdadero Hoover.
La película, por lo demás, creo que agradará sólo a aquellos que tengan interés por la historia de este personaje o de esta época de la historia de los Estados Unidos.
J. Edgar tiene miga. No es sólo el impulsor del FBI sino es un hijo propio de su tiempo: anticomunista en la época en que la revolución bolchevique triunfaba en Rusia y en EEUU se temía por su expansión. Ultrapatriota, racista, clasista y cómo no, moralista hipócrita, como tantos a los que les ha tocado vivir su homosexualidad como una vergüenza. Un hombre que creo que ni siquiera se qureía a sí mismo, sino a su imagen, a su creación. Una madre autoritaria, conservadora y protectora. Uff!
Pero más allá de todos estos excesos que, repito, hay que situar en un contexto, están los otros logros que hoy en día suponen un avance enorme para el esclarecimiento de delitos, como los bancos de huellas (ahora ya ADN) o la clasificación de archivos de documentación.
No olvidemos la crítica siempre sutil y a veces descarada de Eastwood al sistema, la corrupción y los excesos políticos (Kennedy, Nixon), la utilización de la información como poder (el propio Hoover), y es que sobrevivió a 7 presidentes, convirtiéndose en la pesadilla de algunos de ellos. 
Un guapísimo Armie Hammer como el compañero y amante de Hoover, quién ya destacó por su trabajo interpretando a los gemelos Winklevoss en la premiada película La red social recibiendo el aplauso de la crítica la cual le convirtió en uno de los actores revelación del año en Hollywood. Fue nominado al premio Actor Más Prometedor de la asociación de críticos de cine Chicago Film Critics Association y ganó el premio a Mejor Actor de Reparto de la Toronto Film Critics Association.
Una casi irreconocible Naomi Watts tras su maquillaje y que tiene ya una larga filmografía más que destacable.
En fin, se la recomiendo, aunque sea sólo por darse el lujo de ver una buena película al estilo más clásico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario