Google+ Followers

jueves, 27 de diciembre de 2012

BALANCE DEL AÑO. Instrucciones.

Instrucciones. - Coger un folio en blanco, sirve uno en sucio que se pueda aprovechar por detrás. - Un bolígrafo azul, lo siento, no puede ser de otro color, luego explicaré porqué. - Trazar una raya en medio del folio de manera que quede dividido en dos, mejor en horizontal que en vertical - Poner como título de cada parte cosas positivas/cosas negativas. - Empezar a escribir, al principio sin pensar demasiado, lo que nos venga al pensamiento; después nos esforzamos un poco más. - Sumar lo positivo y sumar lo negativo. - Restar entre sí ambos resultados. Observaciones: - Las personas negativas y depresivas suelen escribir más en la columna de lo negativo mientras que las optimistas y positivas al contrario. Eso no significa necesariamente que eso haya sido así, sino que la interpretación que hace cada uno de aquello que le pasa es totalmente subjetiva. Un posible remedio para que el resultado sea más cercano a la realidad es hacerlo con la ayuda de otra persona, al menos le dará otra perspectiva. - Por positivo o negativo no solo cuentan los grandes acontecimientos, sino los pequeños detalles. Si tienen estos en cuenta se darán cuenta de las muchas cosas positivas que ha tenido este año para ustedes. - El bolígrafo debe ser azul porque el negro inclina hacia el pesimismo, y el rojo hacia la fatalidad. Los colores tienen una gran influencia en el ánimo. Con el resultado pueden hacer ustedes lo que quieran. Si es positivo sentirse satisfechos y felices; si es negativo pueden entregarse a la autocompasión o bien decidir qué está en sus manos para mejorar el resultado de cara al año que viene. Les propongo un juego
. Este necesita constancia y paciencia pues dura 365 días y se debe hacer diario. Es un ejercicio que he llevado a la práctica con mis alumnos alguna vez, aunque solo para dos semanas ya que tienen la paciencia y la constancia no suelen ser sus virtudes. Se me ocurrió a raíz de la lectura de un cuento que Bucay recoge en sus Cuentos para pensar. Para mí sin duda el más bonito. Necesitarán para ello una libreta que solo destinen a ello. Se trata de anotar únicamente los momentos bonitos que tienen durante el día y al lado los minutos que los han disfrutado. Un beso, una caricia, una sonrisa, una conversación, una imagen… Cada mes harán la suma de esas horas, minutos y segundos. Se sorprenderán. Es maravilloso. Esos son los momentos realmente vividos, importantes, para recordar, por eso se apuntan los buenos y no los malos. Es un ejercicio maravilloso apto para todos los públicos. Háganlo si se atreven. Los depresivos especialmente. Y ya me dirán, espero.

1 comentario:

  1. Bonito y necesario juego, Pilar. Deberíamos aplicárnoslo a diario, sin duda. Me ha encantado tu artículo. Besitos muy fuertes llenos de positivismo y alegría.

    ResponderEliminar