Google+ Followers

lunes, 29 de julio de 2013

HIJO DE CAÍN, reseña


Hay que ver qué duros somos el público y la crítica a veces con el cine español, por no decir la mayoría de las veces. Nos cebamos con lo nuestro como deporte nacional. Así nos va de bien. En cuanto una película es española: "será rollo", "estará mal hecha", será de sexo"... Y no, no todas son así.
Hijo de Caín es una de esas películas que ves a gusto. Te trata de un thriller que le puede dar mil vueltas a los que nos tragamos con sello norteamericano porque están protagonizados por actores de peso y hacen una promoción impactante. 
Pues aquí, uno de nuestros actores favoritos, José Coronado es el protagonista, pero no le quitemos el ojo a los demás actores que están todos estupendos: Julio Manrique, David Solanas, Maria Molins, Jack Taylor, Helena de la Torre, Abril García, Mercè Rovira.
La película está basada en un libro de éxito "Querido Caín", premio Ciudad de Torrevieja 2006 y firmada por Ignacio García-Valiño, el cual estoy deseando leer por si me aporta más detalles sobre los personajes.
Lo que me gusta sobre todo de los productos nacionales es que me parecen creíbles, cercanos. Puedo lograr identificarme con esa madre sufridora tratando de poner remedio a la mente enferma de su hijo. Comprendo a ese padre desesperado y desgastado que busca ayuda y que a veces sólo ve como salida un reformatorio. El psicólogo, que a pesar de ser un buen profesional no puede evitar traspasar los límites, involucrarse perdiendo así su objetividad. Y ese joven que demuestra saber jugar muy bien al ajedrez, en el tablero y en la vida. 
Salí satisfecha de haber visto una buena película, de ver buenas actuaciones, de interesarme la historia. Y eso, es cine. 
Hay otras producciones españolas que se merecen el mismo respeto o más que ésta, que por cierto se llevó el premio del Festival de Málaga de este año. 
No será un peliculón para no olvidar, pero es una buena película
y por esta y muchas más me gusta el cine español, prefiero gastarme el dinero en ver una española que muchas hollywoodienses.
Allí creo que sólo hubieran cambiado al psicólogo, que hubiera sido guapísimo de la muerte y aquí es un chico sencillo y del montón que llama la atención por su personaje y no por su apariencia.
Los escenarios correctos y bellos. Y todo creíble, muy creíble. 
No se crean que está lejos de la realidad si alguno ha visto aunque haya sido haciendo zapping programas como "Hermano mayor", "Nanny" o similares que tratan sobre críos incorregibles y agresivos. 
Por eso, si tienen la oportunidad vayan a verla, o si no, de aquí a muy poco saldrá en DvD. Pasen un rato -no sé si agradable por la temática- pero sí de cine bien hecho made in Spain.


No hay comentarios:

Publicar un comentario